Energía solar fotovoltaica
La energía solar fotovoltaica consiste en el aprovechamiento de la energía del sol para producir electricidad a partir de paneles solares. Es una energía limpia que protege el medio ambiente apostando por un desarrollo sostenible.
Hoy en día tenemos la opción de generar nuestra propia energía, reduciendo considerablemente la factura eléctrica, y además con un sistema que contribuye a conservar el medio ambiente. Más información…
Energía solar térmica
La energía solar térmica o termosolar es aquella que aprovecha la energía de los rayos del sol para generar calor. La energía solar térmica, como ocurre con el resto de las energías renovables, se perfila como una importante aliada contra el cambio climático ya que no emite gases de efecto invernadero en los procesos de generación de energía, lo que la sitúa como una solución limpia y más viable frente a la degradación medioambiental.
. Más información…

Marcas