Energía Solar Térmica

La energía solar térmica o termosolar es aquella que aprovecha la energía de los rayos del sol para generar calor. La energía solar térmica, como ocurre con el resto de las energías renovables, se perfila como una importante aliada contra el cambio climático ya que no emite gases de efecto invernadero en los procesos de generación de energía, lo que la sitúa como una solución limpia y más viable frente a la degradación medioambiental.

Los aprovechamientos de la energía solar para uso térmico pueden realizarse mediante sistemas que trabajan a baja, media o alta temperatura. Para uso doméstico, el uso más frecuente es a baja temperatura (hasta 100º).

Las principales aplicaciones solares a baja temperatura son las siguientes:
• Producción de agua caliente sanitaria (ACS) • Apoyo a un sistema de calefacción convencional • Climatización de piscinas. • Otras aplicaciones no tan usuales como la producción de frío • Procesos industriales
Los sistemas de producción de ACS son los más frecuentes en instalaciones domésticas, ya que son instalaciones de poca complejidad y de precio asequible. Además de proporcionar un considerable ahorro energético y tener un coste de explotación prácticamente nulo, permite al cliente reducir su dependencia de fuentes de energía convencionales, llegando a cubrir el 100% de las necesidades.
En función del tipo de circulación del fluido en el circuito cerrado, los sistemas pueden ser de circulación natural (termosifón) o circulación forzada.
Elecotel cuenta con personal especializado en instalación y mantenimiento de equipos de energía solar térmica capaz de llevar a cabo instalaciones de ACS (agua caliente sanitaria), climatización de piscinas y suelo radiante, con total garantía de satisfacción.

Marcas